¿PRIMERA SALIDA A CORRER EN CERRO? ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA NUEVOS TRAILRUNNERS


En Chile, cada vez es más común ver corredores pasarse de la calle al cerro. Las causas pueden ser varias, como la saturación de los eventos de calle o la búsqueda de nuevos desafíos. De la mano de este engrosamiento de la comunidad de trailrunners la industria también tiene mucho que decir, con nuevos desarrollos, mayor variedad en la indumentaria y accesorios, y más actores en el mercado. Todos estos escenarios, hacen del trailrunning una disciplina atractiva....
 
Por Alexis Hernández M. Colaborador de Revista PuroFondo
 
Tomando en cuenta que correr en cerro no es igual que correr en calle, porque conlleva riesgos implícitos, porque el entrenamiento es diferente, porque la técnica es más compleja y porque los escenarios tienen terrenos diferentes y una accesibilidad distinta, el equipamiento pasa a tener una importancia mayor. La idea de esta nota es entregarte recomendaciones para que tomes en cuenta si te lanzas a los senderos por primera vez.
 
Lo primero que se tiene que tener en consideración es que la montaña no es un parque de atracciones y uno de los grandes peligros que conlleva el entrenamiento del trailrunning es perderle el respeto. La montaña es salvaje, no es un recinto deportivo diseñado para minimizar los riesgos de la práctica.
 
Un adecuado entrenamiento ha de contemplar el conocimiento y la adaptación a este nuevo ambiente. Pero hace frío, se está lejos del punto de origen, en algunos lugares no se obtiene agua con facilidad, el viento sopla con más fuerza, el terreno es irregular e inestable e ir cuesta abajo libera toda energía potencial acumulada por nuestro cuerpo. Todo esto se debe tener en cuenta cuando se planifique un entrenamiento trail, para que sea lo más seguro posible.
 
Cuando un corredor decide iniciarse en este mundo, lo que no tiene que hacer es pasar por la tienda de deportes a comprarte todo el material que el mercado le ofrece. No es necesario. Lo que debes hacer es primero analizar tu plan de entrenamiento, ver en qué condiciones vas a entrenar (clima, distancia, compañeros, circuito, lejos o cerca de un punto de partida), y a partir de eso adquirir lo necesario para entrenar de una forma segura y confortable. Básicamente, tendrás que equiparte en este orden de prioridades: zapatillas, calcetas, energía, malla/pantalón, polera técnica, cortavientos y mochila o cinturón de hidratación. De todo esto no hace falta que compres lo más caro ni la última novedad. Cuando más extremas sean las condiciones para desarrollar tu entrenamiento de trail, más técnico deberá ser tu equipo. Pero de eso te irás dando cuenta a medida que vayas progresando.
 
Algunas descripciones:
 
Zapatillas:
Al igual que en el mundo del asfalto, el mercado ofrece una amplia variedad de zapatillas de trail running, para diferentes tipos de terreno (sendero o cerro) que puedes encontrar en la montaña. Este calzado suele tener mayor protección contra los golpes, frío, agua y una suela más taqueada para mayor agarre. Por ende, es más pesada que las de calle.
 
Las carreras de montaña se caracterizan por desarrollarse en terrenos irregulares, por lo que el comportamiento de la zapatilla será muy importante, tanto para el rendimiento, como para la prevención de lesiones. Así que es importante que busques un modelo que te de estabilidad para empezar, al margen del agarre de su suela o de otras características.
 
El agarre de la suela es algo relativamente importante ya que los grandes "estoperoles” logran controlar el deslizamiento y el derrape en las bajadas, realizando apoyos cortos y rápidos.
 
Energía:
En todo entrenamiento de trailrunning debes considerar llevar alimentación para ir recuperando la energía que el cuerpo va perdiendo en la ruta. El mercado ofrece gran cantidad de geles que son muy rápidos de digerir, provocando una mejor absorción y rapidez en la metabolización de sus compuestos. También puedes consumir barras de cereal, frutos deshidratados, y cualquier alimento liviano, fácil de digerir y que aporte energía.
 
Chaqueta impermeable:
Es uno de los imprescindibles. En la montaña las condiciones climáticas cambian muy rápido, y se pasa de calor a frío en minutos. Por eso, una buena y liviana chaqueta impermeable se hace necesaria para entrenamientos en media y alta montaña. Además, en varias carreras de larga distancia son obligatorias por motivos de seguridad.
 
Para elegir tu chaqueta impermeable o cortaviento, debes tener en cuenta dos parámetros: impermeabilidad y transpiración. Para que sea una buena chaqueta, debe impedir la entrada del agua y viento desde el exterior, pero dejando salir la evaporación de nuestro sudor desde el interior.
 
Calzas o Pantalón:
Las calzas largas son muy importantes. En invierno, nos ayudan a mantener el frío a raya, mientras que en verano nos pueden ayudar a no sufrir heridas con la vegetación de la montaña. Puedes elegir varios modelos, y cortas o largas. También puedes elegir calzas de compresión, que te ayudan con la recuperación muscular.
Pañuelo tubular:
Este tipo de pañuelos, también llamados bandanas, es muy utilizado por los corredores de montaña. La razón es su versatilidad, ya que se pueden usar en el cuello, las orejas, la cabeza o como una muñequera para el sudor. Si bien son de material liviano, también hay modelos más reforzados, pensados para el frío.
 
Mochila de hidratación:
Entrenar en la montaña siempre implica sesiones más largas que en la calle, por lo que  debemos considerar llevar hidratación para la ruta. Elige tu mochila en función del tiempo que vas a estar entrenando. En esa misma mochila podrás llevar la alimentación que elegiste para tu salida. Las mochilas pueden soportar bolsas de hidratación de diferentes capacidades.
 
Reloj con GPS:
No es fundamental, pero en la montaña la función GPS en un reloj puede pasar a ser relevante dependiendo de tus objetivos. Con este reloj, podrás explorar la montaña con mucha más fiabilidad y seguridad, además de poder ingresarle los tracks para seguirlos después. Estos aparatos vienen con multitud de opciones de entrenamiento, ya que ahora son minicomputadoras de muñeca. Además, hay relojes específicos para deportes de montaña, que permiten medir altitud y los desniveles acumulados que recorres, permitiéndote analizar mejor tus sesiones de entrenamiento.
 
 
Además de la implementación detallada más arriba, hay un sinfín de accesorios e indumentaria que puedes ir agregando a tu equipo de trail, siempre que realmente lo necesites: calcetas largas, guantes, primeras capas, pantalones, bastones, linternas frontales, polainas, microcrampones, anteojos y otros.
 
Si bien siempre el criterio de cada uno será el mejor compañero en la montaña, el equipamiento que escojas para una salida o una carrera, puede llegar a hacer la diferencia entre una buena y una mala experiencia. Por eso infórmate antes de comprar y estudia las condiciones antes de salir. La mejor recomendación: nunca salgas solo, y siempre lleva tu celular con carga suficiente para varias horas.
 
Y, por último: disfruta de las maravillas de nuestros cerros.
 



   



EMPRESARIOS: ¡CONTRATEN DEPORTISTAS!
BARKLEY, LA CARRERA MÁS DURA Y MISTERIOSA DEL MUNDO
RICHARD DONOVAN: CUANDO LA VIDA ES UNA AVENTURA
LA TRAMPA EN EL RUNNING
  • full screen slider
  • full screen slider