USO DE PLANTILLAS PARA CORREDORES: ¿REALMENTE SIRVEN?


Por Cristián Sieveking Vera, ultramaratonista, experto en biomecánica de corredores
 
El uso de plantillas es bastante común para los corredores que tienen alguna anomalía biomecánica, por lo general, relacionada con la sobre pronación, es decir, la rotación excesiva hacia adentro del pie. La pronación es algo bueno y es la forma natural que el pie tiene para entregar amortiguación normal. Pero, la sobrepronación es una rotación interna superior a la normal de la pronación. Este movimiento genera una desestabilización al producir una rotación interna de la tibia, luego esta rotación genera una desalineación de la rodilla y así de menor manera afecta la parte superior de la pierna.
 
Lo lógico es pensar que si alineamos esta pisada con plantillas que tengan un realce en el arco longitudinal como se hace al caminar, entonces evitaremos todas estas desalineaciones, estabilizaremos la pisada y se termina el riesgo de lesión por estos problemas biomecánicos.
 
Hasta ahí la teoría está súper bien, pero como pasa muchas veces no siempre es así.
 
El trabajo de la plantilla: zapato vs zapatilla
 
Se moldea una plantilla que puede ser de varios materiales como cuero, corcho, plástico, etc. Esta plantilla se convierte en el negativo del molde que hicimos con el pie, por lo tanto, realza la zona del arco longitudinal que está caído. Al levantar el arco estabiliza el pie. Hasta ahí todo perfecto si esto lo hacemos para ser usado en un zapato que tiene la suela media dura, como debe ser el calzado a usar con plantillas. En este caso, efectivamente estabiliza el pie, la tibia, la rodilla y en general lo que hace es corregir la postura y evitar las molestias relacionadas con esta inestabilidad, que normalmente se le produce a quienes sufren de pie plano.
 
Ahora bien, cuando usamos esto en una zapatilla la cosa cambia y la situación es muy diferente. Si tomamos en cuenta y estamos de acuerdo en que la plantilla para que funcione debe ser rígida y dura, entonces lo que pasa si la ponemos en una zapatilla que tiene una entresuela muy blanda -como es el caso en la gran mayoría de los casos-, esta entresuela blanda va a ceder ante el peso del corredor que en cada paso multiplica entre 3 y 5 veces el peso del cuerpo, lo que un peso promedio por zancada es de más de 200 kilos.
 
Al hundir la entresuela por la rigidez y dureza de la plantilla todo el efecto estabilizador se anula por completo y la SOBRE PRONACIÓN se mantiene igual que antes. Es más, como ahora alteramos la construcción de la zapatilla sacando la plantilla que trae de fábrica y poniendo la ortopédica, no solo variamos el diseño, peso y calce del calzado, sino que vamos a tener la incomodidad de que nuestros pies estén sobre una superficie rígida y dura. Esto puede generar otro tipo de problemas como callos, dolores y hasta micro necrosis de tejidos.
 
Por otro lado, lo que también es importante considerar es que la SOBRE PRONACIÓN en sí, con todas las desestabilizaciones que genera, no es causa de lesión para nada, así como correr con sobre peso y otras características tampoco son causas de lesiones. Por eso, carece de sentido tratar de corregir algo que no es causa de lesión. Asimismo, también es importante saber que tener pie plano no significa que eres SOBRE PRONADOR. Diría que solo el 50% de los corredores con pie plano SOBREPRONAN. Por otra parte, la SOBRE PRONACIÓN no solo se produce por tener el pie plano o arco longitudinal caído, y hay algunas de estas condiciones donde no existe posibilidad alguna de corrección.
 
Las mediciones y su conclusión
 
Hace muchos años, en Estados Unidos estaban de moda las Orthotics, que eran plantillas hechas a medida para corredores, porque eran la panacea para evitar las lesiones… ¡Adivinen qué! Las lesiones se mantuvieron y crecieron a medida que los corredores aumetaban, como ha sido a lo largo de la historia del trote moderno.
Solo en algunos casos de deformaciones severas se podría usar plantillas, pero en condiciones normales yo no recomiendo usarlas. Hay formas de medir el funcionamiento y así se demuestra que no funcionan.
 
La información de este artículo salió de mas de 1. 600 evaluaciones biomecánicas hechas en varios años. Estas evaluaciones están acompañadas con una completa ficha del corredor. Para esto, se usó una máquina que envía 400 mediciones por segundo al computador para medir todas las variables necesarias que compromenten al corredor, como rotación, vibración, curva de impacto, velocidad de rotación, etc.
 
En la lámina que se expone a continuación, hay una medición de carga de rotación, es decir, la sobrepronación y el nivel de fuerza de esta sobre-rotación, que busca comparar la misma zapatilla del mismo corredor con y sin sus plantillas.
 
En el primer caso dice (R) Trance W/O Insoles, es decir, pie derecho modelo Trance sin plantillas. Esta medición indica que tiene una carga y rotación alta.
 
El otro caso comparable es la cuarta fila, que dice (R) Trance con Plantillas, el resultado es que no hay variación significativa ni mejora con la plantilla, por lo que también sabemos que con plantillas la zapatilla es más dura e incómoda.
 
Como podrán ver, estos hechos y mediciones demuestran que el uso de plantillas en corredores en ningún caso mejora la performance, y menos evitará lesiones. Hemos hecho muchas mediciones de este tipo, además, hay que tener en cuenta que solo estoy mostrando una lámina de varias opciones de información que tiene el programa donde reafirma que la mejor opción es no usarlas.
 
Para una completa evaluación biomecánica y asesoría pide tu hora:
[email protected]
+56998219924
Tech Running Center

 



   



EMPRESARIOS: CONTRATEN DEPORTISTAS!
BARKLEY, LA CARRERA MS DURA Y MISTERIOSA DEL MUNDO
RICHARD DONOVAN: CUANDO LA VIDA ES UNA AVENTURA
LA TRAMPA EN EL RUNNING
  • full screen slider
  • full screen slider